lunes, 4 de enero de 2010

Iguana


Mira, hijo... la iguana sube por el árbol con calma, porque se siente cansada. No... no le tires piedras... ¡la pobre!... ¿no ves como tiene de abultada la barriga?... eso indica que va a ser una orgullosa mamá. ¿Te imaginas cómo serán de lindas las iguanas bebés?... además, estos animales están en peligro de extinción porque sus enemigos, que somos nosotros los humanos, las matamos para comernos sus huevos. Los indefensos animales deben tenernos miedo, para ellos somos unos monstruos, unos asesinos... ¡qué vergüenza!... anda, déjala subir y respétale la vida.

1 comentario:

Corazón verde dijo...

La educación empieza en la infancia, pero la mejor educación es la que predica con el ejemplo. Un saludo.